ENCUENTROS EN LA HUERTA

SÁBADOS DE 17 A 19HS / inicia el 18 de febrero
Si estás interesadx, escribinos al 1132155108

Desde el año 2012, iniciamos el armado de una huerta en el espacio ocioso de nuestra casa cultural. Trabajamos e investigamos técnicas de Agricultura Urbana, Hidroponía y Acuaponia en la ciudad. Hemos implementado un sistema de recuperación de agua de lluvia y reutilización de agua de riego, y reutilizamos contenedores y sustratos del pasivo ambiental de la ciudad ampliando el campo de la agricultura urbana, y minimizando el impacto ambiental. La tierra de la huerta viene 100% de los nutrientes auto producidos a través del compostaje de nuestros residuos orgánicos.

Hace 10 años que facilitamos talleres abiertos y gratuitos de Agricultura Urbana y Cultivo Natural, que suceden de manera sistemática todos los sábados, antes con la guía de Gustavo Lista y ahora bajo la coordinación de Sebastián Diez Nouche.

Durante la pandemia, organizamos charlas sobre agricultura urbana con Gustavo Lista a través de nuestro instagram y desde septiembre 2021 retomamos la presencialidad con una capacitación gratuita que forma parte del programa Puntos de Cultura del Ministerio de Cultura de la Nación, donde recorrimos los principios de la agricultura y formas de cultivo hasta hoy, con hincapié en la relación histórica del hombre con el medio ambiente, con la intención de pensar soluciones para cada grupo o comunidad interesados en las diversas técnicas de cultivos en la ciudad.

Hemos contribuido en la construcción de huertas urbanas en domicilios particulares y compartido información sobre el tema en escuelas públicas y otros ámbitos sociales como el Hogar de Niños Del Valle Flores y el refugio de mujeres víctimas de violencia de género en La Boca.

Tradicionalmente la producción de alimentos fue patrimonio del ámbito rural. La particular coyuntura que atravesamos nos invita a repensar el concepto de producción sustentable de alimentos y establecer nuevas discusiones sobre las capacidades que ofrecen los espacios públicos urbanos muchas veces en desuso. Urge repensar la especificidad de estos espacios. Refuncionalizarlos.

En el ámbito urbano la tarea de proveerse de alimentos sanos parece una acción testimonial, casi lúdica de pequeñas élites o de recreación de algunos sectores, ya que los obstáculos con los que nos encontramos parecen incontables: pocas áreas de cultivo, dudosa calidad del suelo, escasa radiación solar (sobre todo en invierno), falta de ventilación adecuada, desconocimiento teórico y práctico de las prácticas de cultivo.

El ámbito urbano, sin embargo, tiene una cantidad considerable de ventajas:

  • Áreas sin uso (techos, terrazas y medianeras)
  • Las ciudades funcionan como islas de calor o invernaderos
  • Fácil acceso a agua segura
  • Agiles vías de acceso
  • Insumos e información
  • Proximidad de la mano de obra, entre otras.

Llevamos adelante el proyecto de agricultura urbana atravesando cuatro ejes fundamentales: Acción, Concientización, Enseñanza y Testimonio:

  • Acción: el hecho en sí mismo de construir el espacio, sembrarlo y cuidarlo. Producir alimentos sanos y reciclar los residuos.
  • Concientización: promover y difundir la cultura y la conciencia ambiental.
  • Enseñanza: proveer al público en general del conocimiento necesario para llevar estas actividades a la práctica.
  • Testimonio: tratamos de vivir coherentemente a los conceptos que difundimos, consumiendo responsablemente y llevando a cada área de nuestra vida una mirada de análisis y respeto por la naturaleza.

Creemos que todo ser humano debería tener la capacidad de proveerse de lo necesario para acceder a una vida plena y tener las herramientas necesarias para establecer vínculos cooperativos con el medio natural que lo sostiene, para pasar de la lógica extractiva a una regenerativa. Fomentamos los vínculos cooperativos con nuestros semejantes para transformar la competencia en beneficio y crecimiento mutuo. Queremos seguir contribuyendo con nuestra visión de un mundo mejor.